Texte de Rosa Montero

Énoncé

Los asombrosos libreros populares del Perú
« A finales de los años 70, hice varios reportajes sobre la sociedad peruana; estuve repetidas veces en los pueblos jóvenes, eufemismo bajo el que se ocultan las barriadas de miseria(1) de Lima. Ahora he atravesado de nuevo esos barrios malditos, y me he vuelto a sentir sobrecogida(2). Lima tiene unos ocho millones de habitantes, y tal vez cinco o seis millones vivan en ese cinturón misérrimo y terrible. Son colinas y colinas de arenales grisáceos, resecos y polvorientos, apretadamente cubiertos por chabolas. Es la fealdad y la desolación más absolutas, es un infierno que nunca acaba, porque una enorme cantidad de personas ocupan una extensión abrumadora. La mayor parte del mundo es así, y la protegida existencia que llevamos en nuestra pequeña y rica esquina(3) es una excepción, una anomalía. Viajar puede servir para eso: para acercarse a lo real, a la verdad de las cosas. A veces viajar te enseña más que un doctorado. Y esa enseñanza no es sólo negativa, por supuesto. No sólo volvemos a aprender que el mundo está lleno de miseria, por ejemplo, sino que además nos encontramos con una vida poderosa, desnuda, la vida generosa y descomunal. Y es que en mitad de toda esa mugre(4) polvorienta, doscientos libreros se han federado y han montado una feria permanente. Desde hace cinco años, y sin ningún apoyo del Gobierno, estos libreros, que son gente modesta, incluso muy pobre, han conseguido la increíble proeza de cubrir un solar con dos centenares de casetas(5) llenas a rebosar de libros de segunda mano. Hay de todo, desde manuales de textos hasta obras literarias, desde volúmenes destrozados y comidos por el tiempo a ejemplares bien conservados. Además de abrir las casetas todos los días, esta gente increíble organiza ferias ambulantes por Perú. Meten un montón de libros en sus camionetas y se van hasta los extremos más remotos de ese bello país. Para mi visita habían organizado uno de los actos públicos más hermosos, por lo auténtico, en los que he participado en toda mi vida. Cuando nos marchamos, los libreros nos aplaudían desde sus casetas y se llevaban la mano al corazón en señal de afecto. Seguramente no habían leído nunca nada mío; aplaudían sólo porque soy escritora, sólo porque pertenezco a ese mundo cultural al que ellos han entregado su vida, sólo porque son generosos, y esforzados, y utópicos pero al mismo tiempo, tan reales. Y yo me fui con la certidumbre de que era yo quien tenía que haberles aplaudido, por haberme permitido conocerles y por haberme enseñado, una vez más, la maravillosa capacidad del ser humano para sobreponerse a las circunstancias y crear una realidad más digna y más justa. »
RosaMontero, El País Semanal, 28-09-2003

I. Compréhension du texte
1. Apunte cuatro elementos que caracterizan «las barriadas de miseria de Lima».
2. ¿A quiénes venden sus libros los libreros del Perú?
3. ¿Cómo reaccionaron los libreros cuando se marchó la narradora?
II. Expression personnelle
1. Comente las reacciones de la narradora durante su viaje.
2. Para usted, ¿qué papel desempeña la literatura en la sociedad actual?
(Unas diez líneas)
III. Traduction
Traduire depuis «La mayor parte del mundo…» jusqu'à «… más que un doctorado».
(1)Las barriadas de miseria : les bidonvilles.
(2)Sobrecogida : (ici) bouleversée.
(3)La esquina : le coin.
(4)La mugre : la crasse.
(5)Una caseta : un stand.

Corrigé

I. Compréhension du texte
1. Varios elementos subrayados en el texto caracterizan «las barriadas de miseria de Lima». El autor, Rosa Montero, habla de las chabolas lastimosas en las que una gran parte de la población de Lima vive. Insiste en «la fealdad, la desolación» de las favelas. Define las barriadas de miseria como un lugar «misérrimo y terrible». Los habitantes no tienen más remedio, tienen que aguantar ese «infierno que nunca acaba» puesto que muchísimos «ocupan una extensión abrumadora».
2. La narradora hizo unos reportajes a finales de los años 70 cuando Chile estaba aún bajo el poder de Pinochet. Hay que tener en cuenta el contexto socio-político de la época. Fue una dictadura cuya política era la detención, la tortura, los asesinatos, las desapariciones o exilio de quienes se hubieran opuesto al gobierno. Desde hace poco tiempo «desde hace cinco años», los libreros presentados por Rosa Montero han conseguido sus fines construyendo barracas llenos de libros. Son independientes «ningún apoyo del Gobierno». Se dedican a vender sus libros en los barrios populares y por todo el país, a todas las clases sociales del Perú. Se empeñan en dar a la población el derecho a la cultura. Hay de todo «desde manuales de textos hasta obras literarias, desde volúmenes destrozados […] hasta obras literarias». Esta frase refleja las ganas de sensibilizar a todas las capas sociales, a las personas desprovistas de dinero y a los favorecidos. Se desprende de los libreros un sentido muy agudo de la igualdad y de la justicia. No vacilan en recorrer muchos kilómetros para organizar «ferias ambulantes». Son personas sensibles a la educación, al derecho a la enseñanza, a la libertad de pensar, a la importancia de la literatura.
3. Cuando se marchó la narradora, los libreros la aplaudieron con mucho cariño porque pertenecía al mundo al que ellos apreciaban más que todo, «han entregado su vida». Es una gente generosa, valiente, porque aparece difícil desarrollar la cultura en una población cuyas preocupaciones son las de sobrevivir, las de encontrar una razón de ser. A través de las diferentes lecturas, de las diferentes acciones que emprendían los libreros, soñaban con un mundo mejor, más libre, más igualitario, más justo.
II. Expression personnelle
1. Durante su viaje, la narradora experimenta varias reacciones. Cuando vuelve a Lima, se queda tan conmovida como cuando hizo sus varios reportajes a finales de los años 70. Toma conciencia de que sigue existiendo la pobreza y la miseria a pesar de los años que pasan «he atravesado de nuevo esos barrios malditos». Está asombrada, atónita al darse cuenta de que muchas personas viven en pésimas condiciones «es un infierno». No consigue deshacerse de las imágenes de desolación, se siente muy impotente frente a una realidad tan brutal. Rosa Montero destaca la importancia de los viajes a fin de recoger los testimonios de una población desfavorecida que vive en escasas condiciones. Viajar sirve también para aprender que el mundo está lleno de personas que se mueren de hambre, de frío. No conocen la opulencia de los países desarrollados. Insiste sobre el hecho de que no hay que ocultar una realidad cotidiana difícil de vivir «acercarse o lo real, a la verdad de las cosas». Se trata de una realidad injusta e indigna. Pero Rosa Montero sigue su relato con una nota más positiva puesto que a lo largo de sus reportajes, también encuentra a gente muy animada y positiva.Toma conciencia de la grandeza de ciertos seres humanos que se pasan la vida ayudando a los demás, intentando transmitir una cultura a través de la literatura por ejemplo. Experimenta un sentimiento de admiración porque le sorprende la capacidad de los libreros para superar las dificultades cotidianas «sobreponerse a las circunstancias» y para transformar un infierno en un mundo más positivo y creativo «crear una realidad más digna y más justa».
2. Opino que la literatura desempeña un papel importante en la sociedad actual. Puede ser el reflejo de un mundo que sigue cambiando y que va desarrollándose. Los libros son las huellas de nuestro pasado, son los testigos de nuestro presente. Gracias a la literatura, nos enteramos de los cambios políticos, sociales, económicos o medicales que ocurrieron. En estos casos, la literatura puede ser propicia a la reflexión, al análisis, a los intercambios de ideas. Favorece el desarollo del sentido crítico y la participación activa a discusiones. Por lo tanto es evidente que todo lo que ofrecen los libros hicieron, hacen y harán cambiar la vida de la gente. Gracias a la literatura infantil, los niños se inventan una vida ficticia, es otra vida en la cual no se aburren. Lo que cuentan las historias es mucho más apasionante y divertido que lo que pasa en realidad. Es un modo de huir, de evadirse en un universo de fantasía e imaginación. Un niño puede identificarse a la heroína o al héroe del libro. Muchas veces, leer permite adquirir conocimientos, reflexionar sobre temas que llaman la atención, forma la cultura personal, desarrolla también las capacidades de creatividad.
Me parece que los criterios del papel de la literatura dependen en gran parte de la experiencia y de los gustos de cada uno. Hoy en día, hay que tener en cuenta la influencia del mundo televisual, de internet. Los jóvenes se imaginan que gracias a las nuevas tecnologías, todo será fácil y rápido. Y van perdiendo el afán de lectura. Para otros, leer es un ocio y estimula la imaginación. Pero el lector demasiado asiduo no debe aislarse de los demás y crearse su mundo de fantasías o de cuentos.
Para concluir, me parece que existen dos palabras claves para definir el papel de la literatura en la sociedad actual: la sabiduría y la imaginación. Muchas personas en el mundo se instruyen hojeando y estudiando libros o enciclopedias. En cambio, otras se imaginan una vida diferente para olvidar la precariedad a la que están acostumbradas u ocultar momentos de desgracia y de violencia.
III. Traduction
La majeure partie du monde « est ainsi », et l'existence protégée que nous avons dans notre petit coin riche est une exception, une anomalie. Voyager peut servir à ça : à s'approcher du réel, de la vérité des choses. Quelquefois, voyager t'apprend plus qu'un doctorat.