Angela Vallvey, Muerte entre poetas

Énoncé

El Club Baskerville
«  Nacho había fundado hacía cuatro años, en compañía de su tía Pau –bibliotecaria jubilada, adicta a las novelas de misterio– una publicación en Internet, El Club Baskerville, Revista de Detectives y Sabuesos, cuyo éxito había ido creciendo de forma inesperada y abrumadora. Tanto que los dejaba pasmados(1), a él y a su tía. El objetivo del sitio era hacer un seguimiento de los crímenes reales que se cometían a diario en el país y, con la ayuda de los internautas, muchos de los cuales se hallaban en las inmediaciones del lugar del crimen, contribuir a resolverlos. Cuando pusieron en marcha el invento lo hicieron para matar el tiempo y divertirse durante las vacaciones de verano en las que Nacho –un viajero empedernido que todos y cada uno de los meses de agosto de su vida, desde que tenía dieciocho años, había salido pitando(2) con rumbo a algún destino extravagante y exótico del planeta– se encontró con que no disponía ni de un chavo(3) para viajar al extranjero, como era su costumbre, y tuvo que quedarse en casa. Su tía Pau nunca salía del enorme caserón que habitaban (excepto al pueblo, a comprar o a hacer gestiones, y eso si no le quedaba más remedio: alegaba que el mundo era cada vez más hostil), y no tenía el agradable hábito de proporcionarle a Nacho estipendios regalados. No por tacañería(4) sino porque estaba convencida de que la escasez, la penuria y las privaciones en general suelen suponerle a toda mente abierta un gran impulso para buscarse la vida. O sea, sin un euro en el bolsillo y desesperado por conseguirlo. Ese verano se pusieron manos a la obra y organizaron la página –total, era gratis– más por distraerse que por otra cosa. Recogieron todas las fechorías que notificaban los periódicos en las que se decía que aún no habían detenido a los culpables, así como cualquier noticia relacionada que se hallara en la red o en papel impreso, mandaron el enlace de la recién creada revista a todos sus contactos por correo electrónico, y procuraron animar el espacio entre los dos escribiendo comentarios sobre cada uno y elucubrando un poco al tuntún sobre todos ellos. La sorpresa vino cuando la revista se fue animando con la participación de cientos de internautas, mucho más empeñados en hacer justicia que los aburridos tía y sobrino. La historia de la página había sido de lo más extraordinaria, y había estado jalonada de indiscutibles éxitos. La revista electrónica se había ganado una justa fama de eficacia y seriedad, y ahora incluso obtenía ganancias por publicidad: contaban con el patrocinio de una agencia internacional de detectives. Hasta la policía les tomaba en serio, y algunos inspectores y agentes habían colaborado con ellos en ocasiones, siempre de manera discreta y extraoficial, apoyándose mutuamente. Nacho bostezó, desperezándose. ¿Qué sería eso tan raro que quería contarle su tía? Se irritó un poco. Qué mujer… ¡Cuántas vueltas le daba a todo! –Es extraño, pero acabo de leer en Internet que un poeta bastante conocido fue asesinado ayer, sobre las cinco de la tarde. Una hora muy taurina para morir. Ocurrió en Toledo. Ese puede ser un buen caso para el Club Baskerville. Por cierto, querido niño, ¿no ibas tú precisamente a Toledo, a un congreso de poetas? Recuerdo que me dijiste… –¿Qué? –Nacho dio un respingo(5)–. ¿Dónde?, ¿de qué estás hablando…? –Me preguntaba si tú lo conocerías al hombre. Al poeta… Las noticias son un poco confusas, pero… Antes de salir de casa en dirección a Toledo, al cigarral donde tenía lugar el encuentro poético, Nacho miró con nostalgia su viejo Opel Vectra blanco aparcado en un lateral de la casa. La lluvia se estaba encargando de limpiarlo un poco, le hacía falta. Sacó el teléfono con la intención de hacer una llamada, pero le temblaba el pulso mientras buscaba el número en la agenda. Nacho sólo conocía detalles que había tenido tiempo de leer por internet antes de salir corriendo de casa. Informaciones confusas y atropelladas que ni siquiera se ponían de acuerdo sobre la hora de la muerte. De camino a Toledo, había podido oír por la radio una referencia al "luctuoso y terrible suceso". »
Angela Vallvey, Muerte entre poetas, 2008

I. Compréhension du texte
1. ¿Cuál era la afición de la tía de Nacho? Contesta con una frase sacada del texto.
2. Nacho y su tía crearon en Internet:
a) una agencia de viajes.
b) una agencia matrimonial.
c) una página web de detectives.
d) una agencia de publicidad.
Elige la respuesta correcta y justifícala con un detalle del texto.
3. ¿Cuál fue la motivación de Nacho y de su tía al crear la publicación en Internet? Contesta con dos elementos precisos del texto.
4. Di si las situaciones siguientes son verdaderas o falsas y justifica cada respuesta con una frase del texto:
a) la tía le hacía muchos regalos a Nacho.
b) a la tía le gustaba mucho salir.
c) la tía era partidaria de una educación exigente.
d) Nacho tenía mucho dinero.
5. ¿Cómo vemos que la revista tuvo éxito? Contesta citando dos elementos del texto.
6. Pon en orden las frases según el sentido del texto.
a) Comunicaban la información a todos sus contactos.
b) Animaban los intercambios.
c) Se informaban sobre los casos sin resolver.
d) Aceptaban la ayuda de todas las personas relacionadas con los casos.
7. ¿De quién trataba el nuevo caso? Contesta citando una frase del texto.
8. Entresaca cuatro elementos que nos sitúan en un ambiente policíaco.
II. Expression personnelle
1. La comunicación por Internet es un fenómeno de actualidad. Apoyándote en el texto, analiza y comenta esta afirmación (unas doce líneas).
2. Imagina la continuación del relato (unas doce líneas).
III. Traduction
Traduire de «La historia de…» jusqu'à «…mutuamente.» .
(1)Pasmado : très surpris.
(2)Salir pitando : partir en courant.
(3)Un chavo : un sou.
(4)La tacañería : la radinerie.
(5)Dar un respingo : faire un bond.

Corrigé

Les conseils de l'enseignant
Attention à la concordance des temps, le texte est au prétérit et à l'imparfait.
Soyez également vigilant à l'utilisation des expressions salir pitando, encontrarse con, ni de un chavo, estar convencido de que et dar un respingo.
I. Compréhension du texte
1. La afición de la tía de Nacho era las novelas de misterio: «Nacho había fundado hacía cuatro años, en compañía de su tía Pau –bibliotecaria jubilada, adicta a las novelas de misterio– una publicación en Internet» .
2. Nacho y su tía crearon una página web de detectives. El detalle siguiente lo justifica «El club Baskerville, Revista de Detectives y Sabuesos, cuyo éxito había ido creciendo de forma inesperada y abrumadora» .
3. Al crear la publicación en internet, la motivación de Nacho y de su tía «era hacer un seguimiento de los crímenes reales que se cometían a diario en el país, contribuir a resolverlos» y también «para matar el tiempo y divertirse durante las vacaciones de verano» .
4. 
a) Falso: «no tenía el agradable hábito de proporcionarle a Nacho estipiendos regalados» .
b) Falso: «Su tía Pau nunca salía del enorme caserón que habitaban» .
c) Verdadero: «estaba convencida de que la escasez, la penuria y las privaciones en general suelen suponerle a toda mente abierta un gran impulso para buscarse la vida» .
d) Falso: «se encontró con que no disponía ni de un chavo para viajar al extranjero, como era su costumbre» .
5. La revista tuvo éxito. Los dos elementos siguientes lo confirman: «la revista se fue animando con la participación de cientos de internautas» , «La historia de la página había sido de lo más extraordinaria, y había estado jalonada de indiscutibles éxitos» .
6. Se informaban sobre los casos sin resolver «Recogieron todas las fechorías que notificaban los periódicos en las que se decía que aún no habían detenido a los culpables» , comunicaban las informaciones a todos sus contactos «mandaron el enlace de la recién creada revista a todos sus contactos por correo electrónico» , animaban los intercambios «procuraron animar el espacio» , aceptaban la ayuda de todas las personas relacionadas con los casos «la revista se fue animando con la participación de cientos de internautas» .
7. El nuevo caso trataba de «un poeta bastante conocido que fue asesinado ayer, sobre las cinco de la tarde» .
8. Cuatro elementos nos sitúan en un ambiente policíaco, «Una hora muy taurina para morir» , «Sacó el teléfono con la intención de hacer una llamada, pero le temblaba el pulso» , «Nacho sólo conocía detalles que había tenido tiempo de leer por internet antes de salir corriendo de casa» , «Informaciones confusas y atropelladas que ni siquiera se ponían de acuerdo sobre la hora de la muerte» .
II. Expression personnelle
1. La comunicación por internet es un fenómeno de actualidad y es también una revolución humana. Hoy en día, muchas actividades se hacen a través de la red puesto que es innovador y mejora las comunicaciones entre los hombres. El texto pone de relieve la rapidez con la que los internautas participaron a la revista electrónica. Para ellos, es una idea que les gusta y es una forma de entretenerse intercambiando hipótesis, puntos de vista o indicios para encontrar el autor de los crímenes. Algunos dicen que es la magia de internet porque así no se aburren y encuentran compañía aunque sea virtual. Las redes sociales están desarrollándose porque permiten al internauta hablar con personas y amigos que habían perdido de vista, hacer videoconferencias para dialogar sobre temas de trabajo. Es una herramienta útil, práctica que optimiza la comunicación humana. La comunicación por internet debe ser vigilada, seria y eficaz porque puede ser peligrosa. Es importante que los padres hablen de los riesgos que corren los jóvenes que tienden a dialogar con los desconocidos. Es arriesgado tener una cita con una persona que se conoce a través de fotos que pueden ser falsas, con alguien locuaz pero que puede ser perverso. Hay que convencer a la juventud para que no caiga en la trampa de un hombre o de una mujer malintencionada. La página internet del texto es seria y además gana dinero a través de los anuncios publicitarios «una justa fama de eficacia y seriedad, y ahora incluso obtenía ganancias por publicidad» . Es esencial que el internauta se fíe de un sitio web y que verifique sus datos. Concluiré diciendo que comunicar por internet es una oportunidad porque está al alcance de todos. Queda mucho por hacer pero define una relación oportuna con el otro.
2. Nacho se dirigió directamente en el lugar del crimen donde le esperaba el inspector que le había dado la cita. Se dio cuenta de la violencia del suceso cuando vio la cantitad de sangre en el suelo y en las paredes. Estaba mareándose y tuvo que salir para vomitar. Estaba frente a un asunto serio y dramático.
–¿Se encuentra bien?
–No se preocupe. Estoy bien pero no estoy acostumbrado a tanta sangre. ¿Sabe algo nuevo?
–La investigación empezó ayer. El cuerpo que yacía en el salón quedó irreconocible. Los policías científicos están reuniendo pruebas para que podamos aclarar este crimen particularmente violento. No hay testigos y esto complica el asunto.
–¿Puedes darme todas las informaciones que tienes? Es posible que encontremos una persona que se hallaba cerca del lugar del crimen, alguien que haya oído ruidos sospechosos o que haya visto a una persona rara merodeando alrededor de la casa.
–Sabemos que el poeta estaba solo en el momento del crimen. Pero nos hemos enterado de que estaba acogiendo a un delincuente del que no conocemos ni su nombre ni su pasado. Sólo tenemos una descripción de este chico gracias al único testimonio de uno de los vecinos: es un joven de unos veinte años, alto y flaco, lleva ropa desgarrada. Es un joven que venía de vez en cuando en casa del poeta para ayudarle. A veces, dormía allí.
–Es una pista interesante pero no podemos acusarle injustamente de este asesino. Hay que averiguar todas las huellas y el horario de este joven. Espero que venga a la comisaría cuando se entere del crimen. En cuanto que sepa algo nuevo, le llamo.
–Vale. Y yo igual. Nos vemos mañana en mi despacho. Ahora, voy a ver el forense. ¡Hasta luego!
–¡Hasta luego inspector!
III. Traduction
L'histoire de la page avait été des plus extraordinaires, et avait été jalonnée d'indiscutables succès. Le magazine électronique avait gagné une juste réputation d'efficacité et de sérieux, et il obtenait même maintenant des gains grâce à la publicité : ils comptaient sur l'appui d'une agence internationale de détectives. Même la police les prenait au sérieux, et quelques inspecteurs et agents avaient collaboré avec eux à certaines occasions, toujours de manière discrète et officieuse, en s'aidant mutuellement.